Misión / Visión

Un Proyecto de Fe

Como la Iglesia necesita de un equipo de jóvenes laicos católicos comprometidos y equipados que sepan y quieran  apoyar a nuestros pastores en su trabajo pastoral de construir la nueva civilización del amor como decía Juan Pablo II, el grupo Jóvenes Voceros de Cristo buscará formas efectivas y eficientes para llevar a cabo la evangelización integral de los jóvenes de nuestra parroquia como prioridad y la de los jóvenes de nuestra arquidiócesis en una manera innovadora y explosiva a través de los medios modernos y de nuestra participación en la pastoral juvenil hispana.

Como prioridad, Voceros de Cristo formará lideres/laicos capaces de dar testimonios de vida en medio de un mundo necesitado y hambriento de Cristo.

Voceros de Cristo será un oasis de oportunidades para todo joven que quiera avanzar y vivir seriamente su fe al abrazar el rostro del amor, que sólo se encuentra en “la entrega total y sincera” a través el servicio. (Gaudium et Spes #24) Por ende, la caridad mutua y la unidad serán nuestra base y nuestros principios de guía. (ref. #1) Esto lo lograremos al ser buenos administradores de los tesoros confiados (tiempo, tesoro y talento) mediante nuestros ministerios al socorrer al hermano en necesidad y trabajando juntos por un mismo objetivo- que los jóvenes tengan una experiencia de vida autentica con Cristo y que lleguen a ser SANTOS.

Y como anhelo, nuestro grupo desea llegar a ser un grupo eucarístico y una “escuela autentica de oración… donde el encuentro con Cristo no se exprese solamente en petición de ayuda, sino también en acción de gracias, alabanza, adoración, contemplación, escucha y viveza de afecto hasta el « arrebato del corazón.” Juan Pablo II. (Novo Millennio Ineunte #33)

 

Resumen de la Misión y Visión

  • Laicos comprometidos
  • Evangelización INTEGRAL
  • AUTENTICO ENCUENTRO CON CRISTO Y SER SANTOS
  • Formación de líderes
  • Que la caridad sea visible y nos una.
  • Ser unos en nuestra visión y misión
  • Amor por la palabra
  • Ser autentica escuela de oración y comunidad eucarística

 

“Apréciense unos a otros como hermanos y sean los primeros en estimarse unos a otros. No sean perezosos para el esfuerzo; manténganse fervientes en el espíritu y listos para el servicio del Señor. Vivan alegres por la esperanza, sean pacientes en el sufrimiento y perseverantes en la oración.” Rom. 12:10-13.

¡Compártelo!